Saltar al contenido
CURSO TAROT GRATIS: Cartomancia, Tirada, Sí o No, Amor y más

Esoterismo: escuelas, tendencias y estudios

Esoterismo escuelas, tendencias y estudios
Esoterismo escuelas, tendencias y estudios

 

El juego de cartas ya circulaba en Europa desde hace unos cuatro siglos, con fines de ocio, cuando comenzaron a publicarse los primeros estudios sobre sus aspectos simbólicos o esotéricos y sus orígenes ocultos posibles o imaginarios.

Las m√ļltiples personalidades famosas del Esoterismo

A continuación presentamos un resumen de cada figura destacada de esta nueva y creciente línea de enfoque de las cartas, incluyendo enlaces a estudios en profundidad.

La publicación por el Tribunal de Gebelin (1719-1784) de Le Monde Primitif analysé et comparé avec le monde moderne.

(El mundo primitivo analizado y comparado con el mundo moderno) en 1775 es un hito importante en la historia moderna del Tarot.

La baraja se considera ahora no sólo un tema de ocio o de juegos de adivinación y entra en la lista de interés de los esotéricos e intelectuales de finales del siglo XVIII.

Es de Gebelin el primer texto del que hay noticias que ofrece otra información simbólica sobre las tarjetas que van mucho más allá de la prescripción de la ciencia de las caricaturas populares.

LA ESCUELA FRANCESA DEL ESOTERISMO

Etteilla – Jean-Baptiste Alliette

Etteilla, seudónimo de Jean-Baptiste Alliette (1738-1791), también francés y contemporáneo de Gebelin, es otro nombre de referencia en la historia del Tarot.

Tanto por la difusión de la baraja como por los libros que escribió, Manière de se récréer avec le jeu de cartes nommées tarots.

(Manera de divertirse con el juego de cartas llamado tarot), en 1785, y por la hasta ahora reeditada The Book of Thoth, acompa√Īada de las 78 cartas.

Etteilla no se ocupa de los aspectos simbólicos o eruditos y se limita a presentar un texto con indicaciones prácticas que tuvieron gran influencia en los dibujantes de la época.

Como fue el caso de la conocida y controvertida Mademoisele Lenormand.

Eliphas Levi

Un respetado autor, Eliphas Levi (1810-1875) fue un filósofo, esoterista, que se dedicó al estudio de los símbolos y dejó muchos seguidores.

Un seminarista de la Iglesia Católica Romana, un artista, su verdadero nombre era Alphonse Louis Constant.

En su famoso libro ¬ęDogma y Ritual de Alta Magia¬Ľ (1856), describe el Tarot como una s√≠ntesis de la ciencia y la clave universal de la C√°bala.

Estableci√≥ la correspondencia entre las 22 letras del alfabeto hebreo, los 22 caminos del √Ārbol de la Vida – que conectan los Sephirotes entre s√≠ – y los 22 triunfos o Arcanos Mayores.

Invocando al mismo tiempo la Cábala, la alquimia y la astrología, así como la tradición hermética, Eliphas Levi reiteró que el Tarot oculta los secretos del conocimiento antiguo.

Eliphas Levi y Court de Gebelin son, en cierto modo, dos hitos en la profusión de publicaciones más o menos secretas, cofradías y círculos esotéricos que se extenderían por toda Europa durante el siglo XIX y siguientes.

Stanilas de Guaita

Otros nombres tambi√©n destacan en este per√≠odo efervescente, como Estanislao de Guaita (1861-1897), fundador de la ¬ęOrden Cabal√≠stica de los Rosacruces¬Ľ.

Que reuni√≥ a muchos de los llamados ¬ęocultistas¬Ľ y ¬ęmagos¬Ľ.

Oswald Wirth

Entre los estudiosos franceses de este período, muy cercano a Estanislao de Guaita, destaca Oswald Wirth (1860-1943), de origen suizo, autor de obras que se han convertido en clásicas, como>

  1. ¬ęEl Simbolismo Herm√©tico en sus relaciones con la Alquimia y la Francmasoner√≠a¬Ľ,
  2. ¬ęEl Simbolismo Astrol√≥gico¬Ľ y, sobre todo,
  3. ¬ęEl Tarot de los Santeiros de la Edad Media¬Ľ (Le Tarot des imagiers du Moyen √āge).

Aunque muchos autores quieren atribuir a Wirth el primer intento de concebir y editar un Tarot específicamente esotérico, conocido como el Tarot de Oswald Wirth.

La serie que concibi√≥ y dise√Ī√≥, en 1889, est√° visiblemente inspirada en el estilo del Tarot Cl√°sico o Tarot de Marsella. Adem√°s, fue s√≥lo en la revisi√≥n de los arcanos mayores.

En ese sentido, aunque era mas√≥n, su obra no constitu√≠a un ¬ęTarot mas√≥nico¬Ľ, exclusivo, como algunos defienden.

A menos que consideremos tambi√©n los dibujos de los antiguos ¬ęcartiers¬Ľ franceses, entre ellos el juego marselh√™s, como herederos de los antiguos constructores de las catedrales, lo que, s√≠, ser√≠a aplicable all√≠.

Papus РGérard Encause

Otro franc√©s, contempor√°neo de Oswald Wirth, inspirado en los bocetos egipcios de Eliphas Levi, se arriesg√≥ con un nuevo dise√Īo de Tarot.

Se trata de Papus, nombre oculto utilizado por G√©rard Encause (1865-1917), m√©dico franc√©s, fundador y dirigente de la ¬ęOrden Espiritual y Mas√≥nica de los Martinistas¬Ľ.

Autor del Tarot des Bohémiens (París, 1889), obra que ha sido traducida y publicada en varios idiomas, entre ellos el portugués.

Los dibujos originales del Tarot de los Bohemios, preparados por Jean-Gabriel Goulinat, sólo aparecieron en el libro, publicado en 1889 y revisado en 1911.

Las impresiones sólo tomaron formato de cubierta cuando sus dibujos originales fueron reproducidos y coloreados en 1981.

Aunque es mucho m√°s popular que Eliphas Levi y Oswald Wirth, hay eruditos, entre ellos el Padre Ouspensky, que se√Īalan deslices y generalizaciones indebidas en sus textos.

René Guénon

En la segunda mitad del siglo XIX, el n√ļmero de escritores y publicaciones relacionadas con el esoterismo aument√≥.

√ďrdenes, hermandades, sociedades, tiendas proliferaron bajo varios nombres: rosacruces, masones, ocultistas, templarios, esot√©ricos, magos, secretos…

Las joyas y el trigo se mezclan irremediablemente.

En la escena contempor√°nea y ca√≥tica, en la que se produce una sintom√°tica confusi√≥n entre el rito sagrado y la magia personal, entre el estar al servicio de algo m√°s elevado y la b√ļsqueda del poder ego√≠sta.

Surge un pensador puntual y riguroso ante las fantasías que siguen proliferando en el mundo moderno: René Guénon (1886-1951).

Su experiencia difiere de la de la mayoría de los autores de su época.

Participó, durante su formación, en varias escuelas y pasó por varios ritos existentes en Francia.

Sin embargo, tuvo la oportunidad de encontrar y reconocer otras fuentes vinculadas m√°s directamente a las ense√Īanzas tradicionales.

Y pudo proponer una clara distinci√≥n entre lo sagrado y lo profano, resultado de largos a√Īos de trabajo.

René Guénon tuvo la fuerza y el coraje de remar contra la corriente y dedicó su vida al estudio y la transmisión de conocimientos que están más allá de la ciencia moderna.

LA ESCUELA INGLESA DEL ESOTERISMO

En la estela de lo que está sucediendo en el continente europeo, Inglaterra es también el escenario de personajes que incluyen el Tarot en sus estudios.

MacGregor Mathers

MacGregor Mathers (1854-1918) ganó gran notoriedad y se asocia con el resurgimiento del ocultismo y la magia a finales del siglo XIX.

Adopt√≥ el nombre de ¬ęMacGregor¬Ľ afirmando ser un patrimonio de las Tierras Altas de Escocia, aunque nada confirma tal v√≠nculo.

Vinculado a las tiendas masónicas y a las sociedades rosacruces, fundó con William Robert Woodman y William Wynn Westcott su propia Orden, el Amanecer Dorado.

En su libro ¬ęEl Tarot: un peque√Īo tratado sobre la lectura de cartas¬Ľ, que hasta ahora ha sido publicado y traducido al portugu√©s, MacGregor Mathers propone dar a sus lectores ¬ęuna idea del profundo significado de las cartas del Tarot y de c√≥mo puede ser utilizado con fines adivinatorios¬Ľ.

Arthur Waite

Entre los ingleses que se dedicaron a los estudios esotéricos y se dedicaron al tarot, Arthur Edward Waite (1857-1942) es uno de los más apreciados y traducidos. Ha investigado varias fuentes y escrito varios libros, incluyendo La Llave del Tarot y La Santa Cábala.

Bajo su iniciativa y supervisi√≥n, una baraja de 78 cartas, conocida como la baraja del Jinete, fue dise√Īada por Pamela Colman Smith.

Esta cubierta engrosa la tendencia moderna de dar figuraciones a los Arcanos Menores, como un recurso para traducir de manera fáctica sus significados, lo que conlleva, por otra parte, un empobrecimiento simbólico.

Aleister Crowley

Junto con los estudiosos y autores que se dedicaron al propósito de investigar la correspondencia entre el Tarot y otro lenguaje simbólico, se conoció otro nombre muy controvertido: Aleister Crowley (1875-1947).

Sus dones, aunque reales, fueron usados seg√ļn sus cr√≠ticos de manera banal y llena de fanfarria.

Fue √©l quien inspir√≥ a Lady Frieda Harris a redise√Īar las cartas del Tarot.

Esta obra, de apreciable valor est√©tico, es completamente diferente de los dise√Īos cl√°sicos de los arcanos.

El Tarot de Crowley se imprimió por primera vez en 1971 con el Libro de Thoth.

LA ESCUELA RUSA DEL ESOTERISMO

G. O. Mebes

El profesor y esoterista ruso Gregory Ottonovich Mebes murió en un campo de concentración del régimen comunista.

Lo que quedaba de sus cursos eran apuntes de estudiantes.

Por lo tanto sin mucha explicaci√≥n de detalles para aquellos que no conoc√≠an el simb√≥lico √Ārbol de la Vida y no participaban directamente en el contexto pr√°ctico en el que Mebes realizaba su trabajo.

Mebes est√° lejos del papel de la personalidad popular.

Pero dejó para la posteridad importantes estímulos para nuevas direcciones de investigación sobre las letras al establecer vínculos inusuales entre los símbolos cabalísticos y los arcanos mayores y menores.

Valentine Tomberg

Otro nombre que permanece lejos del espacio circense cultivado por algunas personalidades, pero que puede considerarse como el autor m√°s consistente en indicar los posibles v√≠nculos del tarot con diferentes corrientes de ense√Īanza.

Es el de Valentim Tomberg, contemporáneo de Mebes y que logró permanecer en el anonimato durante algunas décadas.

Aunque también dependemos de muchos estudios para comprender el alcance completo de las declaraciones de Tomberg, su texto Meditaciones sobre los Arcanos Mayores del Tarot ha sido especialmente preparado para su publicación.

Y, en la medida de lo posible, es muy did√°ctico.

Puede considerarse como el punto culminante de los estudios sobre el Tarot.

LA ESCUELA AMERICANA DEL ESOTERISMO

J. Iglesias Enero

Dada la receptividad del tarot en Am√©rica, se han publicado muchos libros con una gran variedad de p√ļblicos y prop√≥sitos.

En la mayoría de los casos consisten en manuales de introducción y estudio práctico de las fichas.

No han salido a la luz investigaciones y tratados como los preparados por autores europeos.

La notable excepción, en este sentido, es la obra del argentino J. Iglesias Janeiro, autor de La Cábala de Predición y creador de un tarot egipcio que ha obtenido gran aceptación y que ha sido reproducido incluso por USGames, la importante editorial norteamericana de cartas.

El caso de Paul Foster

Entre los norteamericanos destaca Paul Foster Case, que se ha vinculado a fuentes europeas de línea de rosas y Golden Down, entre otras.

Escribe un libro sobre el tarot en el que revisa y redise√Īa las cartas de Waite.

Tambi√©n hay muchas adaptaciones de la cubierta tradicional a las m√ļltiples referencias culturales que han ganado espacio en el continente, como las tradiciones africanas, ind√≠genas y gitanas.

Sin embargo, en la gran mayoría de los casos se trata de ediciones de los propios autores, con una distribución limitada.

CARTAS, CUCHILLAS, ARCANOS EN EUROPA

En el clima europeo del siglo XIX, en el que el Tarot fue revalorizado por los estudiosos de temas esotéricos, se hace comprensible que un intercambio de términos para designar las cartas y el mazo sería bienvenido.

De hecho, esto es lo que ha sucedido desde la publicaci√≥n, en 1865, de la obra ¬ęL’homme rouge des Tuileries¬Ľ de Paul Christian, seud√≥nimo de Jean-Baptiste Pitois (1811-1877).

Disc√≠pulo de Eliphas Levi, se atribuye a Paul Christian el haber ¬ęinventado los t√©rminos espadas y arcanos para designar las letras de los Tarots¬Ľ.

A partir de la segunda mitad del siglo XIX, se hizo habitual el uso de los t√©rminos ¬ęhoja¬Ľ y, sobre todo, ¬ęarcano¬Ľ para sustituir la tarjeta.

EL ESCENARIO ACTUAL DEL TAROT Y SUS REINVENTOS

 

En los √ļltimos dos siglos han surgido numerosos dise√Īos diferentes, con las m√°s variadas inspiraciones art√≠sticas, que animan a los coleccionistas de todo el mundo.

Hoy en d√≠a podemos encontrar editores especializados, especialmente en los Estados Unidos y Europa, con cientos de cubiertas libremente redise√Īadas en los √ļltimos cincuenta a√Īos.

Hay de todo, y en tal profusi√≥n, que es dif√≠cil para el principiante distinguir los inventos libres y subjetivos, sin compromiso con ninguna fuente de conocimiento, y las obras que buscan los v√≠nculos del Tarot con las antiguas Ense√Īanzas.

En esta situaci√≥n, se aconseja a los interesados en el estudio y la comprensi√≥n de las ense√Īanzas contenidas en el Tarot.

Que inicien su investigación con los dibujos clásicos; éstos están posiblemente más cerca de la fuente y menos distorsionados por la subjetividad de los artistas que no siempre conocen el abanico de significados simbólicos de las antiguas figuras que se proponen reinventar.

En cuanto a los manuales y libros sobre el Tarot, es bueno recordar que s√≥lo han empezado a publicarse en los √ļltimos 200 a√Īos. E

n siglos anteriores no circulaba ning√ļn ¬ęmanual de instrucciones¬Ľ.

Las letras se entendieron quizás de una manera más directa y su significado se transmitió en la convivencia, de manera espontánea.

Sin embargo, hoy en día necesitamos manuales y maestros y no es muy fácil, a primera vista, distinguir los diferentes niveles de calidad y comprensión.

Una profusión de fantasías, atractivas desde el punto de vista artístico, pero carentes de consistencia, coexisten con Рy la mayoría de las veces encubren Рlos testimonios de otro orden de conocimientos.