Skip to content
CURSO TAROT GRATIS: Cartomancia, Tirada, Sí o No, Amor y más

¿Qué son y para que sirven los hechizos?

Qué son y para que sirven los hechizos
Qué son y para que sirven los hechizos

Los hechizos son visualizaciones que junto a las afirmaciones positivas permiten mejorar la calidad de nuestras vidas y focalizar la energía psíquica solamente en nuestras metas más anheladas.

¿Qué son y para que sirven los hechizos?

Cubren un amplio espectro de areas de nuestra existencia, como la salud, el dinero, las relaciones de pareja, la vida y la muerte, atraer amistadas, repeler enemigos, etc.

Usted no necesita saber absolutamente nada de tarot para realizar hechizos, solo necesita un mazo de tarot, recomiendo el mazo del tarot rider white, por la calidad de sus imágenes.

Sobre todo en los arcanos menores donde otros mazos de tarot hacen agua, y por tener representaciones muy claras de los mismos, a diferencias de otros tarots que no contienen imágenes.

La fuerza de las imágenes son el arma principal de los hechizos.

Ademas del mazo de tarot se requiere una particular predisposición mental de su parte, ya que los hechizos, como las visualizaciones de los mismos, asi como las afirmaciones en los rituales son la herramienta necesaria para alcanzar los objetivos que cada uno se propone.

El tarot se usa como herramienta de predicción del futuro en todas las areas de la vida.

Sus imágenes abren las puertas a imágenes del inconsciente colectivo y se convierten en herramientas de verdadera magia. Siendo la magia, la forma perfecta y única de que las cosas imposibles se hagan posibles.

Usted dispone de imágenes de gran antigüedad del tarot para influenciar y cambiar el curso de los acontecimientos.

Esas imágenes han sido creadas por magos, y fueron usadas para la magia desde su creación, por lo tanto la magia aparece con el uso de los significados de los arcanos del tarot, las visualizaciones, afirmaciones y meditaciones.

Y de esto voy a hablar en este libro.

Tenga presente como una ley que los hechizos se realizan proclamando sus deseos a los poderes cósmicos y a las energías espirituales puestas en marcha a través de las poderosas imágenes del tarot.

El mundo de los hechizos

Los hechizos con tarot se realizan con determinadas figuras del mazo para lograr un propósito.

Las visualizaciones creativas son de uso corriente en los hechizos con relación a las posiciones de las cartas en el altar, y el uso de las afirmaciones positivas durante el hechizo apuntan a reforzar que lo hecho hecho está como formar de consolidar la verdad que se enuncia.

Los hechizos combinados con la magia de las velas, los colores y las gemas habilitan la focalización en sus metas y magnifican la magia en sus propósitos.

Las velas, las gemas y los sahumerios son herramientas que complementan los hechizos, son una parte más del encantamiento que realizamos.

La acción de encender una vela es considerado como un ritual significativo en muchas religiones del mundo.

Las velas tienen el poder de crear lugares sagrados para la práctica espiritual y la meditación. Cuando encendemos una vela nos ponemos en contacto con la naturaleza misma de la luz y los espíritus puros.

No se necesita realizar nada más que buscar las cartas que el hechizo requiera, o que escojamos por intuición las mismas, para focalizarse en que su deseo alcance el Inconsciente –la mente de los otros-, y el plano de la Mente universal.

Aún no creyendo en la magia, sino simplemente focalizándose en los símbolos que las cartas del Tarot Rider representan, se producirá el efecto.

Vamos a poner un ejemplo, supongamos que Usted aspira a un empleo y tiene las condiciones y experiencia para ello.

Y tiene que competir con otra persona para el mismo puesto, la realización del hechizo tendrá efecto por la canalización efectuada a la mente de su futuro empleador, en el cual influirá.

Ahora bien, si no tiene las condiciones necesarias para el puesto, será la mente racional del empleador la que descarte sus posibilidades de entrada, y no hay hechizo que valga.

No podemos engañar al Universo.

En el tema de los hechizos de tarot, tenemos que tener en cuenta ciertas normas éticas.

Pues al conectar nuestra energía vía las imágenes de las cartas del Tarot con la Mente Universal, deberemos respetar ciertas leyes que son de aplicación universal.

Realizar un hechizo no puede obligar a otra persona a realizar algo que repugna o no desea en absoluto, o va contra su propia naturaleza.

Cómo NO usar hechizos

Los hechizos no deben usarse como armas que son sacadas de acuerdo a conductas caprichosas o sin ninguna causa justa.

La fe no otorga privilegios sobre bases irracionales, se rige por un principio de igualdad y justicia para todos por igual.

Los pensamientos son vibraciones energéticas, y si su estado es negativo y producirá hechizos de naturaleza negativa, la suerte no estará de su lado.

Por el contrario el resultado sería que usted empeora en el aspecto en el que quiso avanzar.

Y pasará algún tiempo en espera de poder correjir esto.

Desde esta perspectiva, los hechizos indicados en este libro son muy positivos.

Y deben ser usados de la mejor manera positiva posible, si deseamos sacarnos de encima un enemigo, buscará sacarse de encima a un enemigo y no causarle un daño.

Si el daño se produce sin haberse propuesto en el hechizo, esa persona está pagando una culpa, no lo provocó el hechizo, sino la mente universal está aplicando la justicia sobre él por muchos hechos anteriores.

Eso es Karma.

Otro punto a tomar en cuenta es que los hechizos son secretos, no se divulgan.

Y que su logro puede tener diferentes tiempos para ser alcanzado, dependiendo de factores ambientales o de la aprobación por parte de la Mente Universal que rige las energías de los individuos.

Número de hechizos

El hechizo se realiza una sólo vez, y sólo una. Aún no veamos resultados.

Si los resultados no aparecieran –excepto si uno busca trabajo o mejoras económicas-, no lo repitamos más.

Significa o que ya está operando y necesita tiempo para concretarse, o simplemente ese hechizo no funcionó porque no era algo justo.

La duración de los hechizos

La duraciónn de los hechizos es variable, puede ser de 3, 7 a 21 o 24 días.

Siempre en múltiplos de tres, catorce no es múltiplo de tres por ejemplo, en cambio doce sí lo es, porque puede ser dividido por tres. Al mismo tiempo, puede ser necesario que se repitan oraciones sobre el hechizo todos los días, en tanto para otros no sea necesario.

Las velas y los inciensos se encienden toda vez que puedan, las varillas de incienso se hacen girar sobre el conjunto del hechizo 7 veces en sentido de las agujas del reloj.

Guíese por su intuición interior para reforzar o desarmar el hechizo. Para ello practique como primera cosa el hechizo para despertar la intuición, la voz interior, que encontrarás en un próximo artículo.

CÓMO SE TRABAJAN LOS HECHIZOS CON EL TAROT?

En los hechizos las cartas son dispuestas de tal manera que representen la declaración del deseo, serían una oración formada por figuras del tarot, siendo tanto arcanos mayores y menores. Se incluye la visualización mágica del que realiza el hechizo para que funcione.
Por lo general, el hechizo se realiza para ayudar al sujeto a conseguir determinado logro a través de las imágenes de las cartas y su disposición sobre el altar. Si usted es la persona que busca ese logro, será el significador, si el objetivo del hechizo es sobre otro, ese otro será el significador.

Qué cartas usaremos como significadores?

Las cartas de la corte, es decir los pajes, caballeros, reinas y reyes. Por ejemplo, debemos tener en cuenta lo indicado anteriormente acerca de conectarse con las cartas, ver qué nos representa cada una de ellas, qué emociones despierta en nosotros para poder asociarla a un significador. Como es lógico, algunas caen por su propio peso, un enemigo batallador e incansable, tiene una magnífica representación en el caballero de espadas que viene con su caballo a toda prisa, otro de menor grado, alguien que muestra las uñas, podría ser el paje, y si fuera mujer, la reina de espadas, y un hombre más grande en edad, el rey de espadas.
En el caso de alquien que puede traernos noticias de dinero, caballero de pentáculos, o cualquiera de la línea de pentáculos de acuerdo al grado, si es mujer o varón, edad, etc.
Para proyectos de trabajo, andan bien las varas, aunque también para proyectos de toda clase. Las Copas siempre refieren a los sentimientos y el amor.
En resumen, siendo otro el objeto de nuestro hechizo, se busca en las figuras de corte, pajes, caballeros, reinas y reyes. Fijarse si la figura es más introvertida o extravertida, si es delgada o robusta, alguna postura, ademán, forma de pararse o presentarse, una actitud o un rasgo que lo identifique con nuestra persona-objetivo.
De este modo ya tenemos como simbolizar el objeto de nuestro hechizo al ponerlo en una imagen.
Respecto al simbolismo de las cartas que deben realizar el hechizo, hay que tener presente que las mismas pueden tener diferentes significados en diferentes circunstancias o para distintas personas, por ejemplo, la carta Los Amantes, pueden representar un romance, pero la figura también representa la posibilidad de elegir. El Carro puede referirse a un viaje o a vencer fuerzas conflictivas o correr hacia una meta. Por esto dije, y repito de la importancia de tomar contacto con las cartas y ver lo que nos significan a nosotros, hacer jugar nuestra propia intuición al respecto.

La luna puede representar fuerzas conspirando en la oscuridad

La noche con sus implicancias de sensualidad, pero también incluye perros. Bien puede esta carta representar a mascotas en el caso que querramos curar a una mascota, o sacarnos de encima las molestias que nos causa la mascota de un vecino no dejándonos dormir.
El hermitaño puede significar secretos, introversión, retiro interior, pero si aparece a la derecha de La sacerdotisa significará descubrimiento.

Cartas de sentido muy positivo usadas hasta el cansancio serán por ejemplo El Mundo, el Sol, La estrella.

El diablo puede aparecer frecuentemente como un arcano negativo, pero en un hechizo determinado el Diablo aporta su imagen para representar a alguien que tiene muy malas intenciones y al que deseamos contrarrestar.
Las disposiciones de las cartas sobre el altar serán frecuentemente de tres cartas, porque esto posibilita mayor concentración en el hechizo, es fácil de focalizar, e incluso de recordar a distancia cuando queremos aportarle una energía extra estando lejos del altar. La combinación de tres cartas puede usarse de acuerdo a alguno de estos propósitos:

Pasado, presente y futuro que desemos alcanzar.

Acción inicial, progreso, logro final.
Sujeto (uno mismo) acción necesaria, objeto alcanzado.
Influencia – sujeto – influencia.
A menudo los hechizos requerirán algún objeto accesorio como un hornillo de incienso, o uno o varios inciensos en vara, una tijera, una vela de cierto color, etc. De todos modos siempre estos objetos son accesorios al hechizo, pueden servir de refuerzo o retroalimentación de nuestras energías puestas en el propósito.
Las gemas, como el cuarzo, y en diferentes colores según las circunstancias también pueden estar presenter aportando su energía magnética junto a las cartas o sobre alguna en especial para dar más fuerza. Todos los accesorios funcionan como herramientas de magia, yo recomiendo su uso. Aconsejo también escribir el nombre del Significador en un papel bajo la vela o con color en ella, colocar cuatro vasos de agua en las cuatro esquinas de la habitación antes de realizar el hechizo.

MEDITAR, VISUALIZAR Y AFIRMAR EL HECHIZO CON EL TAROT

Cada hechizo requerirá de una meditación y visualización por parte de quien está realizando el hechizo. Cada meditación implica la visualización de los significados gráficos de las cartas del tarot que forman el hechizo. Hay que concentrarse en las imágenes y concentrarse fuertemente en su sentimientos de realización, como si los mismos se estuvieran produciendo cuando uno mira las cartas.
Cada hechizo es acompañado de afirmaciones tales como “Yo tengo” o “Yo soy” o “Yo logro que…” “Yo obtengo” más que la forma “Yo voy a coneguir…” o “Yo tendré…”, etc.
Estas afirmaciones pueden ser repetidas mentalmente durante sus actividades diaras, durante el tiempo en que se realice el hechizo en su altar personal. Inlcuso, mentalmente antes de dormirse y al despertarse.
Una vez realizado el hechizo es conveniente que las cartas permanezcan donde están, sin manosearlas, y proveer de velas y sahumerios a su alrededor. Una vez terminado el tiempo del hechizo, esas cartas deberán limpiarse dejándolas a la luz de la luna, y luego meterlas en la bolsita de tela en que guarda su tarot.
Una vez armado nuestro altar procederemos a describir condiciones personales para realizar el hechizo.
Es preferible, más que aconsejable, hacerlo de noche, cuando la quietud invade la ciudad. Usar ropas limpias, de colores claros, luz tenue, si es la de las velas solas mejor. Ponga su mente en silenciosa meditación, serena, aquiete todo pensamiento, el tiempo que crea necesario. Junte sus manos al pecho como si rezara una plegaria, sus ojos cerrados, permanezca de pie frente al altar con las cartas extendidas, las velas e inciensos encendidos, si ha decidido colocar flores o gemas, mejor. Luego abra sus ojos y coloque las manos sobre las cartas a escasa distancia sin tocarlas. Sienta que sus manos irradian una energía, de su mente proviene una luz que baña las imágenes allí tendidas.

Oración:

“Solicito permiso a todos los espíritus puros de la tierra, el agua, el aire y el fuego.
Con el poder de los espíritus de la tierra realizo este hechizo.
Con el poder de los espíritus del agua realizo este hechizo.
Con el poder de los espíritus del aire realizo este hechizo.
Con el poder de los espíritus del fuego realizo este hechizo.”
Una vez terminada esta oración, manifestar en voz alta la declaración del hechizo: por ejemplo “He conseguido el trabajo que buscaba”
Observe otra vez la cartas y visualice el evento como realizado, luego pronuncie: “Está hecho, y bien hecho está”
Ponga otra vez las manos sobre las cartas sin tocarlas y visualice con sus ojos cerrados que las imágenes del Tarot se salen de las láminas y entran por sus manos a su cuerpo como líneas de energía. Permenezca alrededor de un minuto en silencio con los ojos cerrados y luego bese su mano en señal de respeto y dedicación a las fuerzas que se invocaron para el hechizo.”